VIOLET EVERGARDEN: EL SIGNIFICADO DE UN «TE QUIERO»

VIOLET EVERGARDEN: EL SIGNIFICADO DE UN «TE QUIERO»

Quien quiera ver esta serie, al principio, le va a recorrer un mar de dudas provocado por los reparos y prejuicios que sólo la sinopsis puede mostrar. Lo que consigues sentir cuando conectas con la historia que esta serie nos otorga, deja a un lado lo anterior y empiezas a disfrutar realmente del drama que envuelve la trama y su fantástica animación.

Violet Evergarden es un anime de trece capítulos estrenada en enero de 2018, de la mano de nuestra gigante N roja. La historia nos centra en una época bélica. Una chica de tan solo 16 años se está recuperando de una terrible batalla, esperando poder volver a ver a su comandante. Veremos el crecimiento de esta chica que decide convertirse en Muñeca de Recuerdos Automáticos (mujeres que trabajan en las oficinas postales, escribiendo cartas a las personas que no saben hacerlo o simplemente no pueden) para entender las últimas palabras que pronunció su superior en el ejercito al salvarla en la guerra: “Te quiero”.

EL DRAMA DE UNA PERSONA VACÍA

El propio personaje de Violet resulta interesante, por cómo ve el mundo de una forma más analítica. Ella esconde un gran conflicto interior, pero a la vez es capaz de replantear cómo piensan los demás. Al ser tan directa y sincera, contrasta con la gente que busca guardar las apariencias, pero a la vez anhela esa felicidad y capacidad de sentir que todo el mundo parece tener menos ella. En cierto modo, recuerda a personajes de otros mangas dramáticos como a Chise de Saikano, El arma definitiva o a la heroína de Alita: Ángel de Combate. Son chicas que en lo exterior parecen haber perdido parte de su humanidad, pero que en su búsqueda de un lugar en el mundo demuestran ser más nobles que la mayoría de sus compañeros.

La mayoría de los trece episodios son bastante autoconclusivos y se centran en un personaje concreto del entorno de la protagonista. Esta es una serie muy centrada en los personajes y sus sentimientos, así que los diálogos largos son habituales, además de las emociones contenidas que acaban estallando tarde o temprano. Pero también hay hueco para reflexionar sobre los horrores de la guerra o lo que hace que unas naciones se hermanen con otras. Hay disparos, hay peleas y, en definitiva, hay acción, pero solo cuando las circunstancias lo requieren. No tiene miedo de mostrar violencia dura, pero tampoco se ensaña.

EL EQUILIBRIO Y LA RACIONALIZACIÓN

Este anime es muy, muy elegante. No solo en su forma de tratar la historia, sino también en lo visual y sonoro. Las imágenes muestran una paleta cromática llena de tonos pasteles y efectos lumínicos muy atractivos, con animaciones fluidas y una banda sonora orquestal de lo más lírica. Todo esto nos lleva a creernos más los países y la ambientación ficticia en la que se desarrolla todo y a asimilar por qué algo tan aparentemente caduco y anodino que recibir una carta podía suponer una revolución en la vida de las personas de hace un siglo o de hace un par de décadas.

La animación es un diez, no hay nada que se pueda decir. Todo es lindo, desde el diseño de los personajes hasta los fondos, cuidadores y bosques. Acompañada con una increíble banda sonora que potencia cada una de las escenas. Si se ve con los sentimientos a flor de piel, te hará llorar seguro.

OPINIÓN FINAL

Violet Evergarden es una serie que me impresionó. Mis expectativas eran de lo peor hacia esta serie, pero realmente era solo una apreciación exterior. Su punto a favor sin duda es la medida de los tiempos y su fácil acceso. Totalmente recomendable y muy entretenida.

Así pues, aunque a veces peca de ser demasiado «pastelosa» en su planteamiento de melodrama y demasiado exagerado en el diseño de personajes, esta obra se corresponde con un anime definitivamente hermoso y capaz de emocionar.

Deja una respuesta